Un par de tonos de gris

50-sombras-de-grey-parodia

 

Aprovecho San Valentín para hacer mi crítica al libro del momento. Sé que algunas la estabais esperando. Allá voy.

 

El libro es malo. En valor absoluto. Malísimo. A un lenguaje pobre se le añade una historia boba, tan estereotipada que parece una parodia de sí misma, tan llena de tópicos que no da ni para indignarse. Sí, es verdad, la literatura puede ser peligrosa por su poder de agente socializador, pero ¿qué habría que hacer con Disney?

 

50 sombras de Grey no es más que un remix de La Bella y la Bestia, pero con menos pelo porque el prota es metrosexual.  La Bella y la Bestia es sin duda uno de los cuentos más horribles que conozco, en el que se hace apología del maltrato, del secuestro y de la absurda idea de que el roce con un tarado hace el cariño y de paso lo cura de todos sus males de la infancia. La peor basura de todos los mitos del amor romántico. La belleza está en el interior, no como defensa del diferente o el que no cumple con los cánones sino como cadena perpetua para las víctimas de los violentos. El amor todo lo puede, ya sabéis, incluso curar a “El Traumado Chungo”, un especimen incluso peor que “El Malote”, que al menos tiene moto y chupa de cuero. Hay que aguantar, chicas, que al próximo beso que le deis después de su último desprecio, amenaza u hostia ya estará curado. La culpa de todo la tiene su madre. Que no le dio teta. O que le dio mucha.

greydos

Es malo, joer. Llevo una semana intentando encontrar alguna manera de justificarlo, por no molestar, pero no me sale.

Personajes planos, historia soporífera. Trescientas palabras para describir un cruasán…

Mucho más allá de la libertad de que cada uno escriba lo que le dé la gana, de que cada uno lea lo que le dé la gana y de que cada uno fantasee sobre lo que le dé la gana, es que es malísimo. Horrible. Al lenguaje pobre y los estereotipos machistas se le une una horrible documentación. No sé de dónde sale que el bondage tenga que ver con los celos o que tenga que curarse, ni tampoco que la cura sea pasar por el altar y comprarse una casa con porche. Pero es que además las escenas de sexo son patéticas. No excitarían ni a Blancanieves después de tragarse la manzana. Eran más excitantes los pitufos. Aburridas. Cutres. En cuestión de sexo había más química en la relación Mulder-Scully. Tenían más morbo Steve Urkel y Laura.

Que encima parezca que ahora follar es ir por ahí recibiendo cachetes. Que oye, que no. Que por mí podéis tener todas las parafilias que queráis pero que no lo llaméis follar. Que el sexo no tiene que doler. Ni el amor tampoco. Que en mis tiempos si el sexo dolía era porque el pibe lo estaba haciendo fatal. Que irte a casa con el culo caliente ya sólo se lleva en los internados londinenses o si das con algún cura de esos.  Espantoso, en serio.

Si cualquier bestseller que se precie tiene escenas más subidas de tono que el ladrillo éste. Quitando Crepúsculo (diez mil páginas de tensión sexual que la autora, mormona, resuelve a mitad del cuarto libro con un párrafo y un fundido en negro que te dejan cara de WTF), todo el mundo sabe que los bestsellers tienen que tener sexo y muertes, concretamente respondiendo a una fórmula matemática: cada 73 páginas un polvo y cada 127 un difunto. Así enganchan, que está todo estudiao. Quitando Crepúsculo, cuyo éxito es inexplicable. Este es terrorífico, te quedas con ganas de que palme alguien, a poder ser, él.

Porno para mamás dice la publi. ¿Perdona? ¿Qué somos las madres? ¿Una nueva especie de seres asexuales? No creo que haya necesidad de recordar que las mamás, mucho antes de dedicar nuestra vida a hacer muffins, o cupcakes (jamás conseguiré distinguirlos), teníamos sexo. Que sin sexo no hay mamás. Y que algunas siguen practicándolo cuando pueden, oye. Y otras incluso sabemos lo que es redtube. Es que es insultante.

De verdad, que no, que yo os respeto, pero que si queréis perversión, sexo raro y relaciones tóxicas, leed Las edades de Lulú. Si queréis pasar miedo American Psycho.  Si queréis culebrones cualquiera de Ken Follet. A Corín Tellado. Flores en el ático. A la pesada de Danielle Steel. Si queréis guarradas mirad porno, internet se inventó para poder ver porno gratis. No sé. Leed La Razón, las etiquetas de los packs de papel higiénico, el prospecto del Hemoal, alguna declaración de Cospedal. Cualquier cosa.

Que es que es indefendible. En serio. Pero sobre todo es horrendo porque está muy mal escrito. Peor que el Nuevo Vale, peor que La Gaceta. De verdad, espantoso.

El libro es tan malo que más que gris es que es ceniciento. A mí me dio sobre todo por reír.

¿Y por qué ha tenido tanto éxito? se preguntan sesudos eruditos y preocupadas feministas. Pues porque las tías no somos de piedra y esto es la historia de un tío bueno y millonario y una chica normal y eso siempre nos toca la fibra a las chicas normales que estamos hartas de ser pobres y de que nos intenten ligar seiscientoseuristas barrigudos y calvos, que lo único que leen es El Marca y encima votan a Rajoy y cuando los dejas te persiguen en el FaceBook. Pero sobre todo, sobre todo es porque se han gastado una pasta en marketing. Qué sado ni qué sado.

Si os queréis reír tenéis que leerlo. Pero ni se os ocurra comprarlo. Haced como yo, que se lo robé a mi hermana.

 

Es que es malo con avaricia. De verdad.

  10 comments for “Un par de tonos de gris

  1. febrero 14 at 8:36 pm

    Entonces que dices?? Que es malo??? Jajajajja

    • Irene García Perulero
      febrero 14 at 8:40 pm

      Con avaricia xDDD

  2. febrero 15 at 12:39 am

    Me quedo con que ha tenido tanto éxito por el marketing, porque si me tengo que creer que es porque todas queremos un millonario buenorro adicto al control (si lo siento yo también lo he leído, incluso lo compré XD ). Me muero del asquito.

  3. febrero 15 at 2:43 pm

    Voy de blog en blog dejando el mismo comentario, pero es que me parece importante remarcarlo.

    Esto antes de ser un libro fue un fanfic (de Crepusculo para ser más exactas) ¿qué es un fan fic? Un relato escrito de fans, para fans, sin animo de lucro. En los fanfics se explora todas aquellas partes de la historia que no te dejaron “satisfecha”. Pues bien, 50 shades tenia como protagonista a Edward Cullen y Bella Swan, pero en lugar de ser un vampiro, le iba el BSDM. Bien, el publico objetivo de los fanfics son chicas muy jovenes, de los 14 a los 19 mas o menos, por lo tanto a ellas si que les impresionan este tipo de escenas.

    Sigamos, este fic era el mas leido en lengua inglesa, así que una editorial avispada dijo:”pues vamos a hacer el libro” y lo hicieron. Toda la gente que lo habia leido como fic, se lo compró en papel y ademas se lo recomendó a sus amigas, porque si hay algo que me han enseñado los fics durante estos años, es que no hay perversión que se salve (empezando desde incesto) y que para que la gente te siga tienes que darle sexo cada tres paginas, a más raro y bizarro mejor.

    Después de esto llegó el marketing, haciendo que un exito de ventas pasase a ser un “super exito de ventas”, pero sin la parte de internet no hubiese tenido ni un tercio de exito.

    P.D: Cassandra Clare hizo lo propio con su fanfic de Harry Potter

    • Irene García Perulero
      febrero 15 at 3:35 pm

      Vaya, qué interesante, gracias. La cuestión principal es si todas estas historias construyen nuestra forma de ver la realidad o es la realidad la responsable de que se escriban cosas así. O sea, yo tengo la sensación de que, cada vez más, la gente piensa que el sexo tiene que ser doloroso, humillante y vejatorio, sólo hay que darse una vueltita por cualquier web de pornografía de masas. Por supuesto lo humillante siempre para la mujer. El spanking se ha convertido en la norma, a las mujeres nos tiene que gustar que nos llamen “zorra” y los hombres tienen que ser todos unos empotradores. ¿Por qué pasa esto?

      • marzo 11 at 5:14 pm

        Yo puedo entender juegos de “rol” entre las sabanas, pero no una humillación constante. Debo ser extraña, no me gusta que un hombre venga a decirme que hacer en cada mínimo aspecto de mi vida.
        El porno hace mucho daño, dandonos una imagen irreal y extraña de lo que deben ser dos personas adultas teniendo sexo.

  4. merche
    febrero 15 at 4:15 pm

    Estoy basicamente de acuerdo, pero dejo una puntualización: se trata de no confundir lo que el lector desea en su vida con lo que al lector le gusta leer, quiero decir que igual que me encanta el cine de terror pero no me apetece que ningún Norman me acuchille cuando me doy una ducha, que a la gente le guste leer sobre sado suave o bondage nada tiene que ver con que sean sus propias fantasías las que se proyectan: ya que hacemos una crítica pensada al libro, no confundamos realidad con ficción. Sobre lo de que el sexo se esté volviendo humillante o violento, es lo mismo, yo creo que siempre ha habido de todo, y en una relación madura lo que a los participantes les da morbo en la cama se queda en ese ámbito y no se reproduce en el resto de facetas de la vida. La sensación de recibir un azote en el contexto sexual nada tiene que ver con maltrato en el ámbito doméstico, y los dos tienen que saber dónde empieza y termina la broma. En el libro se pacta sin lugar a error, eso ya es socialmente una característica positiva. Espero que la gente más joven sepa hacer esta distinción,

    • Irene García Perulero
      febrero 15 at 5:16 pm

      El principal problema que veo yo en relación al libro no es el BDSM. Como digo la gente es libre de tener todas las parafilias que quiera. Estoy de acuerdo en que la mayor parte de las fantasías no se llevan a la realidad y por supuesto la gente no quiere que le acuchille ningún psicopata, las pelis de miedo se ven por lo mismo que uno hace puenting, porque la adrenalina es excitante. El problena del Sr Grey no es que sea un rarito, el problema es que es un controlador, celoso y machista y el problema del libro es que eso lo venden como amor. Fantasías aparte. Así se construye la realidad. La normalización de esta basura es lo que hace que después haya muertas.

      Saludos

    • Irene García Perulero
      febrero 15 at 5:19 pm

      Y bueno, los adolescentes se están educando con redtube, así que ya te digo yo que no, que no lo van a distinguir .

  5. Seiscientoseuristas
    febrero 21 at 9:36 am

    “Pues porque las tías no somos de piedra y esto es la historia de un tío bueno y millonario y una chica normal y eso siempre nos toca la fibra a las chicas normales que estamos hartas de ser pobres y de que nos intenten ligar seiscientoseuristas barrigudos y calvos, que lo único que leen es El Marca y encima votan a Rajoy y cuando los dejas te persiguen en el FaceBook.”

    O eres millonario o eres un marquista barrigudo y del pp, que fácil ha de ser la elección. Es normal que tenga éxito. Y que bipolar parece ser esta sociedad sin términos medios.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: