8 motivos por los que hay que aumentar la baja maternal

libertad

Uno rapidito para contestar al último artículo compartido por Podemos sobre la necesidad de imponer bajas de paternidad iguales e intransferibles en lugar de aumentar la baja por maternidad, que, recordamos, dispone ya de 10 semanas totalmente transferibles. No es necesario apelar a la sororidad ni a la credulidad de nadie para exponer nuestra opinión, ni mucho menos esgrimir argumentos falaces y violentos.

  1. El argumento biologicista. Este le pongo porque la autora del artículo de marras nos llama “biologicistas”, como si ignorar lo que dice la ciencia fuera una cosa muy cool. Todos los estudios modernos apuntan en la misma dirección: alejarse de las condiciones naturales produce estrés y el estrés, que puede ser fisiológico, psicológico e incluso social es malo para la supervivencia del individuo y de la especie.  Así que habrá que ver cuales son las condiciones naturales y para eso nada mejor que echarle un ojo al árbol filogenético. El ser humano es un animal, que se reproduce mediante reproducción sexual, es un mamífero y además es un primate altricial secundario y gregario, es decir, un mono que mama y vive en grupos con bebés que nacen muy poco desarrollados y que por tanto precisan de crianzas muy largas y sostenidas por todo el grupo en el que las hembras y los machos tienen diferentes papeles en la reproducción. Para garantizar un estrés mínimo hay que empezar por intentar garantizar esto
  2. El argumento sanitario. Algunas actividades  como la lactancia materna son buenas para la salud. En las mujeres la lactancia materna protege de enfermedades como la diabetes tipo II, la osteoporosis o el cáncer de mama y ovario. Los riesgos para el bebé que suponen privarle de la lactancia materna son innumerables. Y además cuestan dinero. Por tanto proteger la lactancia materna es una cuestión de salud pública. Y para eso hay que aumentar la baja maternal
  3. El argumento sexual. La reproducción, recordamos sexual, en mamíferos no acaba con el parto. La lactancia materna es parte de la sexualidad femenina. Proteger la lactancia materna es por tanto imprescindible para proteger los derechos sexuales de las mujeres. Dar el pecho es mi derecho
  4. El argumento económico. Sinceramente creo que todos estos sesudos analistas que proponen bajas maternales y paternales intransferibles no han pensado si para un pequeño empresario será más costoso gestionar dos bajas ínfimas o sólo una baja larga. Mucho más si las dos se producen a la vez. A lo mejor habría que preguntar.
  5. El argumento igualistarista. Que las bajas sean intransferibles impedirá a familias modernísimas como la de nuestra famosa ex-ministra Carme Chacón y probablemente también alguna de las familias de las mujeres que defienden esta propuesta disfrutar de su aumento. Si ellos no nos las pueden ceder a nosotras, nosotras tampoco se las podremos ceder a ellos. Porque es así ¿verdad? ¿VERDAD?
  6. El argumento pro derechos de la infancia. Este se explica por sí mismo. El bebé es un mamífero y necesita a su madre. El concepto “padre” es una construcción cultural y podemos imaginarlo como queramos, no necesitamos que los señores den muchos biberones, igual nos vale con que pongan muchas lavadoras. Las sociedades progresistas protegen principalmente a los más indefensos
  7. El argumento social. Para cambiar el mundo y sobre todo para construir uno en el que las mujeres no estemos sometidas a unos roles de género específicos y represivos lo primero que hay que hacer es asegurar la supervivencia de las personas que realizan las labores de cuidado, que en general, son las madres. La educación viene mucho después, con la tripa llena.
  8. El argumento ético. Probablemente el más importante. Las mujeres y las familias tenemos derecho a organizar nuestra vida privada como nos dé la real gana, sin que el Estado interfiera en nuestras decisiones y mucho menos de un modo paternalista. Las aspiraciones personales son eso, personales y éstas sí, son intransferibles. Los estados progresistas están obligados a garantizar que todos sus ciudadanos puedan desarrollarse libremente. No hay democracia sin libertad

 

La bajas por paternidad me parecen una propuesta estupenda. Creo de verdad que sería buenísimo que todos los hombres se implicaran en la crianza y educación de los hijos. Pero esto no tiene nada que ver con las bajas maternales. Es un derecho totalmente distinto, restringido a los varones, y desde luego no debe ser una prioridad en la agenda feminista. La agenda feminista tiene que velar por los derechos de las mujeres.

Tal y como está el patio la baja maternal de 16 semanas es violencia de género. Y por eso hay que aumentarla.

Es tan fácil como no ir de listas y copiar a las suecas.

Foto | KAZvorpal

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: