¡Hola!

Tras un montón de años escribiendo en sitios ajenos y después de que tantas y tantas de mis palabras se hayan diluido en el limbo de los dominios de internet que no se renuevan y los estados perdidos de FaceBook (y también porque mucha gente me ha insistido mucho), diez años después de cerrar mi primer blog personal aquí estoy de nuevo. Porque es curioso que aquel blog tontorrón aún exista. Y porque descubrí hace tiempo que yo escribo.  Aquí o allá.  Escribo. Me (d)escribo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: