Sigo sin entender la crueldad. Y será porque al final va a resultar que no es más que la forma más estúpida de estupidez.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: