Talibanas de la teta *

Un nuevo lobby de presión con un gran poder mediático y que consta de cuatro locas cuya única obsesión es ir enseñando las tetas por ahí ha nacido. Bueno, nació hace tiempo, pero nunca como hasta ahora cuatro taradas habían tenido tanto poder mediático. Que se quiten Prisa, los sionistas, las farmacéuticas y el colectivo gay. Que llegan las talibanas de la teta. Están organizadas (que siendo cuatro es facilísimo, aunque la desventaja de que estén todas chaladas tiene su peso, no os creáis). ¡Y tienen internet!

Las talibanas de la teta, dogmáticas y atrincheradas, acechan ocultas en la intimidad del feisbuk, y en cuanto que te descuidas ¡zas! saltan sobre su presa. Inocentes empresas alimentarias que sufren porque con la crisis aumenta el paro y como consecuencia aumenta la lactancia materna y eso es malo para el mercado, super pediatras adalides de la libertad de expresión, benéficas multinacionales que luchan por el libre comercio y la libre donación de muestras de leche de bote y la libre libertad de regalar congresos y viajes…, en fin, que nadie se salva de estas desalmadas, que, con las Recomendaciones de la OMS y UNICEF por bandera invaden los blogs y las redes sociales promoviendo las ventajas de la lactancia materna, no sé qué absurdos de cumplir  leyes y consensos internacionales como el Código de Comercialización de Sucedáneos de Leche Materna e ideas extrañas sobre mamiferismos y sobre mala praxis.

la teta guiando al pueblo

¡Qué se habrán creído estas desquiciadas! ¿Cómo se atreven a esgrimir argumentos científicos? ¿Osan acaso a usar su cuerpo como a ellas les convenga?

¿De qué van estas tías? ¿Es que no se dan cuenta del daño que hacen a otras mujeres? ¿Es que no piensan en las que no quisieron dar teta porque no les dio la gana y están tan felices y tan convencidas de su decisión? ¿No se acuerdan de todas esas que sí quisieron darla y no pudieron por falta de apoyo, desinformación, bajas maternales de mierda, multinacionales que regalan congresos y pediatras adalides de la libertad de aceptarlos? ¿No entienden que las pobres se sienten fatal y que lo mejor es echarle tierra encima al asunto y no presionarlas? ¿Qué hacen defendiendo el derecho a una información fidedigna?

¿Qué pretenden? ¿Ayudar a otras? ¿Acaso se piensan que tienen derecho a tener razón? ¿Quién les da permiso para expresarse? ¿Creen que su cuerpo es suyo? ¿Que pueden hacer lo que les dé la gana?

 

¡Te-talibanas! ¡Liberadas!

 

Son las nietas de las brujas que no pudimos quemar.

 

Yo no soy una talibana de la teta

* iba a poner otro título, pero no se me ocurre nada más ingenioso que llamar “talibán” a una persona que tiene todo el consenso científico y las leyes de su parte. Es lo más. Un olé por el cuñao ingenioso que nos bautizó.

** a estas horas la prensa nacional se hace eco de la suspensión de la presentación del libro “Víctimas de la lactancia” del Dr. José María González Cano debido a las “presiones” de grupos lactivistas. Cuatro locas con enorme poder mediático creando polémica. Que las afirmaciones del Dr. González contradigan todos los estudios científicos y las recomendaciones de todos los organismos nacionales e internacionales sobre lactancia materna, además de contener apreciaciones propias basadas en interpretaciones surrealistas de mitos griegos, no tiene nada que ver. Sostenella y no enmendalla, que se dice. La cosa debe ser vender.

 

Foto | La teta guiando al pueblo. De Fa-Kun

5 thoughts on “Talibanas de la teta *

  • “Son las nietas de las brujas que no pudimos quemar.” Las personas que quieren retirar un libro del mercado (¡y encima sólo por su contraportada!) no son las brujas quemadas, más bien serían las descendientes de los que las quemaban. Las brujas no prohibían libros, no las insultemos, para que otras mujeres no se pusieran en peligro de leer textos “peligrosos”. Esa es una actitud paternalista que las brujas no tenían. Más bien las tenían los que las quemaban. En fin… Un poquito de autocrítica y una tila no vendría mal, más que nada porque se ha hecho el ridículo y se le ha dado la razón a un hombre que va a vender miles de libros gracias a la publicidad gratuita de change.org . Yo, como me niego a que nadie me diga lo que puedo o no puedo leer, me lo he comprado. Y he dado la teta dos años, y le rebatiré y pondré mi reclamación correspondiente. Pero, vamos… Y encima aferrarse con argumentos de autoridad a la OMS como si fuese el nuevo Dios Patriarcal del Universo… En ciencia no hay fundamentalismos, hay estudios que van avanzando. El libro de este señor es ideológico, no científico, así que tiene poco sentido aferrarse a las recomendaciones de la OMS como si fueran el sancto sanctorum. Él va por otros derroteros. Es más, si él existe y ha podido escribir ese libro es porque tiene a toda una genealogía de mujeres que amamantaron durante años y de hombres y mujeres que fueron amamantados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: