Todo es así

No me gusta compartir estas cosas, porque son repugnantes, realmente repugnantes y además porque es posible que feisbuk me censure otra vez – me acaban de eliminar un artículo que compartí en junio sobre los perjuicios de este tipo de contenidos para los niños, porque dice que incumple las normas de su comunidad, pero es que tenéis que saber lo que hay. Y lo que hay es esto. Todo, todo, es así. Todo lo que ven nuestros hijos, todo lo que usan para aprender a relacionarse sexoafectivamente entre ellos es así. 

El hardcore se ha normalizado. La pornografía al alcance de nuestros hijos, recuerdo que acceden a ella desde los 9 años, es así. No solo es que la violencia contra la mujer se haya normalizado, es que se erotiza. Este tipo de vídeos dicen a nuestros hijos que esta es la forma de desear, que esto es a lo que tienen que aspirar, que esto es el sexo. 

Este es probablemente el problema más gordo de educación al que nos estamos enfrentando hoy en día. 

Si queremos un mundo medianamente justo, tenemos que hacer algo. Y tenemos que hacerlo ya. Empezando por nuestra casa. Esto tiene que terminar. 

¿Quieres que tu hija aprenda que sexo es sinónimo de humillación y violencia? ¿Quieres que tu hijo jamás disfrute de lo que es una relación sexual sana, de esas que te hacen explotar de alegría y te multiplican el amor por el universo por mil? ¿Quieres que para él el sexo no sea más que una demostración de poder, que para él el placer se obtenga de agredir a otro ser humano? No hagas nada.

Yo por mi parte voy a intentar seguir haciendo el webinar “Tu hijo va a ver porno”, mientras feisbuk me lo permita, que no sé si será mucho tiempo. Y tú te puedes apuntar aquí

En serio. Todo es así. 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: